¿Debería invertir en un sistema ERP?

Según el reporte Software Advice’s Enterprise Resource Planning BuyerView 2015, “dos tercios de los negocios buscando un sistema ERP nunca antes han utilizado uno; el 59% mencionan la necesidad de mejorar la integración de la información entre distintos procesos y áreas del negocio; y un 47% asegura que la necesidad de mejorar su CRM es una razón para la compra de un sistema ERP”.

Cada negocio es diferente, y no habrá una señal del cielo que te indique “necesitas un sistema ERP ahora mismo”. Sin embargo, si te identificas con esto, probablemente sea tiempo de considerar invertir en un ERP. Si recientemente te has preguntado si deberías invertir en un sistema ERP, sigue leyendo y descubrirás 5 señales importantes de que es momento de comenzar a considerar opciones:    

Tienes varios programas para muchas cosas diferentes

Tómate un minuto para pensar en cómo tus empleados dan seguimiento, almacenan y procesan la información. ¿El personal de Contabilidad usa un programa de software para las cuentas por cobrar y cuentas por pagar, mientras que el equipo de ventas utiliza otro para procesar las órdenes de compra?

Cuando los sistemas front-end y back-end funcionan de manera separada, puede crear problemas donde todo debería marchar de manera más fluida. Puedes aprovechar las ventajas de tu sistema ERP mediante aplicaciones de integración y conectar todos tus sistemas de información front-end y back-end para que cada función de negocio esté localizada en una sola base de datos. Un software ERP ayuda al staff a tomar mejores decisiones, libera espacio y ayuda al negocio a crecer.

Las ventas y la experiencia del cliente resultan afectadas

Cuando tu compañía crece, uno de los principales retos es el manejo de inventario. Asegurarse de que la cantidad correcta de productos esté localizada donde debe estar en el tiempo correcto es una parte vital de las operaciones del negocio.

Mantener separada la información de los clientes, ventas e inventario puede traer serios problemas a tu compañía. Por ejemplo, si un cliente llama para preguntar sobre el estatus de una orden y tus empleados no pueden rastrearla -no pueden ver si ya fue enviada o ni siquiera si el producto está en existencias- tu compañía será reconocida por brindar mal servicio y ser poco o nada confiable. Pero con un sistema ERP, tus agentes de ventas no tendrán problemas para responder a las preguntas de los clientes y ayudarte a construir una reputación positiva en vez de negativa.

No es fácil acceder a la información de tu negocio

Si alguien te preguntará hoy cuál es tu margen promedio de ventas, ¿cuánto tiempo te tomaría responderle esa pregunta? ¿Y si quiere saber sobre indicadores clave de desempeño? Si solamente cuentas con hojas de cálculo en Excel y otros sistemas no integrados, probablemente te tome más tiempo del deseado.

Todos vivimos y trabajamos en un mundo que se mueve rápidamente, y los actuales o potenciales clientes no están dispuestos a esperar demasiado por la información que desean. Quieren respuestas ahora, y si no se las puedes dar buscarán a alguien que sí las tenga y se las dé más rápido que tú. Esto significa que tus empleados necesitan acceso instantáneo para importar información. Los sistemas ERP hacen esto posible.

La gestión de Tecnologías de la Información (IT) es una pesadilla

Tener múltiples sistemas para distintos procesos en tu negocio puede convertir la gestión de Tecnologías de la Información en un proceso demasiado complejo y tomar demasiado tiempo. Personalizar, integrar y mantener estos sistemas a base de arreglos y actualizaciones constantes puede resultar a la larga muy caro y requerirá invertir tiempo que podría haberse dedicado a otras funciones.  

La tecnología ERP ha reemplazado sistemas ineficientes para introducir la simplicidad y agilidad necesarias para responder con rapidez a las necesidades cambiantes de tu negocio. Seleccionar soluciones basadas en la nube es crítico para cambiar la manera en que opera tu negocio y simplificar la gestión de las Tecnologías de la Información.

La contabilidad tarda demasiado

Con frecuencia, esta es la razón principal por la que más negocios consideran la implementación de sistemas ERP. Si tu equipo está obligado a recurrir a órdenes de venta y facturas en papel, tómate un minuto para reflexionar la cantidad de tiempo que toma eso. Ahora considera el hecho de que un sistema ERP puede manejar esas y otras tareas de manera casi instantánea.

Un sistema ERP le ayudará a tu personal de Contabilidad a ser más productivo y a generar reportes críticos a tiempo según sea necesario. Sin tardanzas ni frustración. Sólo procesos de negocios sin complicaciones innecesarias.

 

Una vez has decidido invertir en un sistema ERP -por ejemplo, Acumatica o Sage Live-Commercient puede ayudarte a mejorar tu experiencia con el sistema CRM integrando esa información a un sistema ERP, a través de la aplicación SYNC. Para aprender más acerca de nuestra app SYNC para Salesforce y los otros sistemas ERP con los que trabajamos puedes revisar la información en Salesforce AppExchange.

SYNC también está disponible en Sage Marketplace.